ETE una historia de trabajo, investigación y éxito

En 1976 se estaban creando en España las normas Instrucciones Técnicas del Calor y los creadores enviaron una copia del proyecto para que nuestro CEO Fernando Sanz Pérez aportase su opinión.

Al leer este proyecto de normativa de forma analítica sacó la conclusión de que el futuro de la producción de calor estaba en la electricidad  y las energías combustibles desaparecerían.

En 1977 fundó la sociedad Europea Térmica Eléctrica que tenía como fin la fabricación de equipos para producir calor utilizando la electricidad como energía.

Nuestro CEO en 1981, junto a un generador de vapor de 1000kW, instalada en Moscú

Comenzamos fabricando calderas eléctricas para pisos y viviendas con potencias entre 4,5 kW y 36kW, para calefacción y calefacción y agua caliente sanitaria.

Antes de iniciar la venta dedicamos un año a la investigación para hacer unos equipos de calor que no tuviesen averías y que fuesen fáciles de instalar y sin gastos de mantenimiento.

Al tener éxito en las ventas y crecer la producción, en 1980 ampliamos la fábrica y trasladamos la fabricación de Madrid a Jadraque en la provincia de Guadalajara (España).

Nuestro objetivo era fabricar equipos para calefacción y para los procesos industriales de calor, hicimos un programa de investigación para construir equipos para producir vapor, agua, agua sobrecalentada y aceite térmico.

Foto de 1985, del equipo de fabricación junto a 4 calderas de agua de 500kW

Estudiando lo que se fabricaba por Europa, sacamos la conclusión de que los equipos que se fabricaban, eran muy elementales, poco seguros de funcionamiento y con muchas averías, era evidente que no podíamos copiar pues nuestro proyecto se basaba en ofrecer unos equipos mejores y más seguros que las calderas de combustión que había en el mercado y las calderas eléctricas que se fabricaban por Europa tenían los mismos problemas que las calderas de combustión. También tenían problemas de rendimiento al igual que las calderas de combustión.

Nos planteamos dos cuestiones: teníamos que partir de CERO para nuestra fabricación y teníamos un mercado fabuloso si conseguíamos fabricar equipos de calor sin averías y con un rendimiento del 100%.

Fruto del trabajo de investigación, fabricamos equipos de producción de calor que definimos de alta tecnología por comparación con la tecnología que existe en el mercado tanto en calderas de combustión como calderas eléctricas.

Después de 42 años fabricando equipos de calor para la calefacción y para la industria, tenemos la satisfacción de haber fabricado unos 20.000 equipos que funcionan para dar servicio de calefacción y para procesos industriales.

Nuestros equipos de calor están instalados en grandes y pequeñas empresas de alimentación, industria química, industria plástica, papeleras, industria textil, centros de investigación, centrales nucleares, plantas petrolíferas, barcos, en suma estamos en todo tipo de sectores donde se demanda calor y necesitan garantía de suministro y garantía de funcionamiento.

En estos 42 años hemos fabricado pequeños equipos para centros de investigación con potencias a partir de 2kW o grandes equipos de vapor de 1000kW, equipos que trabajan a presión atmosférica, a 6 bares, 10 bares  hasta una presión de 100 bares y 310ºC. Para potencias superiores a 1000kW hacemos varios módulos pues de lo contrario habría problemas en el transporte por las dimensiones.

Foto 2018, nuestro CEO junto a un generador de vapor de 1000kW instalado en Islandia

Nuestros equipos han sido homologados por las principales empresas de certificación, Eurocontrol, Applus+, Bureau Veritas, SGS, Lloyd’s, DNV, a petición de nuestros clientes.

Además de la calidad de nuestros equipos  y la garantía del 100% de rendimiento, otro de los valores de nuestra empresa es la ingeniería que aportamos en el asesoramiento a nuestros clientes, ya que al cambiar las viejas calderas  por equipos de alta tecnología, obviamos la potencia de los viejos equipos pues sabemos que al aplicar nuestra tecnología se reduce la potencia entre el 50 y el 90% con el consiguiente ahorro para el cliente en instalación eléctrica,  la compra de equipos y ahorro en la factura de energía.

Nuestra segunda línea de negocio, también nace hace 42 años, diseñado una gama completa de equipos para instalaciones de termalismo, Spas y Balnearios, en la actualidad hay más de 350 centros con nuestros equipos para producir sudoración pasiva, Termas y Turcos, duchas bitermicas, equipos para calentar y enfriar el agua de las duchas, equipos para calentar y enfriar piscinas, también nuestros equipos están instalados en instalaciones deportivas, campos de fútbol, gimnasios, campos de Golf, pistas de tenis y pádel, equipos específicos para  centro de Yoga Bikram para climatizar el local, para limpiar el aire y para dar agua caliente y fría para duchas.

Cientos de hoteles tienen nuestros equipos para producir agua caliente para baños y cocinas, calentadores de piscinas, equipos de agua fría para duchas y piscinas, equipos de vapor para cocina  y lavandería, equipos de producción de calor para calefacción.

El 90% de los equipos que hemos vendido han sido para sustituir calderas de combustión y calderas eléctricas de otras marcas y en todos los casos se ha reducido el costo energético en más del 50% respecto a lo que pagaban anteriormente.

También fabricamos equipos específicos para el sector de la panificación, climatizadores para fermentar pan, equipos de vapor para alimentar a los hornos, equipos de agua caliente y fría  para hacer las masas.

Para el sector de peluquería fabricamos un equipos específico para el lavado de cabezas, con un bajo volumen, potencia y consumo.

En 2019 nuestros equipos se venden en América del norte, Centro y Sur, en Europa, países árabes, norte de África y Asia.

Vivimos un momento dulce pues los graves problemas de contaminación que existen en todo el mundo esta obligando a quitar todas las calderas de combustión e instalar nuestros equipos térmicos de alta tecnología para producir calor en industrias y confort sin emitir gases contaminantes.